Villa Saryek

Hala, para que no digáis que no os doy material para burlas varias. Ya han empezado a llegar fotos del vivo del fin de semana pasado, así que aquí planto una de las pocas (y todas del mismo ratillo) que hay del traje completo, aunque tapado por la capa ésa.

Me jode, porque el tema de la capa fue inspiración (divina) justo antes de salir por la puerta, un “No creo que me haga falta, total, me han dicho que es de interiores, no pasaré frío como otras veces”. No pasaré frío. Mecagüentó. El resultado de 4 horas “con capa” fue un gripazo que me tuvo jodida desde el sábado con fiebre y sin poder respirar casi nada; no quiero ni imaginarme cómo hubiera sido “sin”. Qué dura es la vida de una puta y más concretamente de esta puta llamada Axelle Rosée. (Las cuerdecitas eran a) porque éramos un burdel de temática de muñecas, marionetas y demás, La Poupée, y b) por si hacíamos numerito “átame”.)


No voy a poner más fotos aquí porque no tengo de gente de mi grupo con máscara puesta y, por mucho que por ahora aquí nos conozcamos todos, no me termina de gustar la idea de plantar fotos con tanta alegría. A flickr subiré más que me han llegado (total, quien tiene que saber cómo se llega ya lo sabe). Sentíos libres de cachondearos cuanto gustéis, que yo me lo pasé de miedo.

Resumen del finde (y me dejo lo mejor para el final):

Lo peor:

  • que los ladrones del albergue nos colasen a un grupo de 60 personas cuando se había alquilado el sitio en exclusividad -por aquello de que, ya sabéis, disfrazarse en este plan para tener 60 personas que pueden estorbar, reírse o lo que sea como que no agrada una mierda. Me parece maravilloso que cobren dos veces (a ellos y a nosotros) por el mismo espacio soltando un “Total, tenéis espacio”, como si eso pudiese anular cualquier contrato. Y me parece mejor aún que lo digan el mismo día en que llegábamos los 70 que íbamos a estar allí, para que no haya vuelta atrás. Hay que ver qué gente más lista hay por ahí, ¿eh? Así que hago anti-publicidad, que es lo único que me queda a mí (espero que los organizadores ya les hayan puesto la correspondiente denuncia): Castillo de Layos se llamaba, cerca de Toledo, no vayáis jamás: además del chanchulleo, la peor comida que haya tenido que comer nunca -y a lo tonto llevo a cuestas unas cuantas comidas en albergues. A cambio, he vuelto con 2 kilos y pico menos: eso de no comer más que algo de leche con un poco de pan asqueroso y un par de naranjas -que me supieron a gloria, ésas sí- en dos días y medio tiene sus ventajas.
  • Estar completamente apagada desde el sábado, salvo la hora limoncillo, por la mierda de la fiebre.
  • El puto acento mydonita (léase: francés) que teníamos que afectar. Cómo me alegré de que cierto personajillo no estuviera presente. Ganas no me faltaron de asesinar a alguien de lo harta que estaba. Y al próximo que le oiga un “Mon Dieu! Sacré Bleu!” (como si eso tuviera que impresionar como capacidad de interpretación) todavía le hago algo. Y no le gustará.

Lo mejor:

  • El grupo de “drumitas” (seguidores de la diosa Druma) que me tocó en suerte en juego y en la habitación y la gente en general, acabas dándote cuenta de que te estás riendo casi todo el tiempo.
  • El tío que me sonaba de Efeyl e hizo de geisha -con otro tío que también era genial-, de trovador ligón, de campesino… de todo, y te partías con él sieeempre, hasta el punto de casi pedirle que no se acercase porque no podías hacer nada salvo partirte de risa.
  • El ritual terriblemente sinieeeestro, con dagas, amuletos y bebé incluidos, en el que los ritualistas nos levantamos para entonar… “¡El amor de Druma es tan maravilloso! ¡Maravilloooso amooooor! El amor de Druma que te viene por arriba, el amor de Druma que te viene por abajo…”, bailando alrededor del altar. Vamos, que a partir de ahora la gente no podrá tomarse muy en serio eso de ir de negro y adorar diosas oscuras – les hemos quitado la tontería.
  • Y sobre todo, el momento limoncillo del sábado después de comer, en plan pre-celebración de cumpleaños de una amiga (Miriam, de Toledo; Susana, posiblemente tú la conozcas porque alguna vez se ha venido al 6; siempre os comparo a las dos en términos de RR.PP.). Qué medio-chucillo más tonto y más gracioso.

Actualización: La página estaba empezando a estar demasiado cargada de imágenes y demás, así que cuando me acuerde, voy a ir poniendo cortes en las entradas realmente largas, con fotos grandes, etc.

~ por nushh en 2006/03/27.

3 comentarios to “Villa Saryek”

  1. Muy mona en la foto🙂
    Cuando quieras poner más y te dé palo, usa los modos “only friends” y eso😄

    Me apunto el nombre del castillo, para cuando me dé por hacer un retiro de adelgazamiento a lo Carmen Sevilla. No es tan eficaz como agua y palillos, pero oye, pan y leche también tiene su aquel.

    No caigo en Miriam.

  2. Estás genial! XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: