Otro juez senil

Y el día parecía tranquilito:

Gisberta era transexual, prostituta, consumía drogas, tenía sida y 46 años. No tenía casa, y el pasado mes de febrero murió en Oporto tras ser salvajemente apaleada por 14 menores de entre 10 y 16 años. Según la reconstrucción de la policía, los chicos golpearon y apedrearon a Gisberta en los bajos del edificio abandonado donde dormía, en pleno centro de la ciudad, durante tres días seguidos.

De los 14 menores, 11 eran alumnos de la Oficina San José, una institución para jóvenes conflictivos y sin hogar. Tras atarla, quemarla con cigarrillos y meterle palos por el ano, acabaron tirando su cuerpo a un pozo. Creían que ya estaba muerta. La autopsia determinó que Gisberta estaba viva todavía.

Ahora, un juez de Oporto ha decidido suspender el juicio previsto contra los agresores. El fiscal ha decidido que no fue un homicidio, que “Gisberta murió ahogada y no por causas directamente relacionadas” con la brutal paliza que recibió. Los 14 adolescentes están en libertad, aunque sobre algunos pesan medidas cautelares.

(Fuente.)

No sé si pasar de comentar en estos momentos. Lo que sí me apetece es buscar a este juez (o a su hija, o a su hijo, tanto me da), aplicarle todo lo que habéis leído y ver si luego alguien me dice que ha sido homicidio, porque darle a otro ser humano cualquiera semejante paliza, humillarlo, apedrearlo, quemarlo y tirarlo a un pozo por sí solo no lo es. Ah, no, que como aquí lo habré anunciado será con premeditación y me caerá una buena sentencia por asesinato.

No porque él sea un juez y ésta fuera una puta transexual sidosa de mierda, ¿no?

(A archivar dentro de la saga de brillantes intervenciones de jueces, junto a otro grandes éxitos “Si llevabas vaqueros, no es violación”, “Es que ibas provocando”, “Ojo con detener a los del PP, pero caña a los demás”, “La culpa es de los padres…” y “El hombre es apacible, es la mujer la que provoca la paliza”.)

Permitidme que me vaya a vomitar un rato.

(…)

También os digo que empieza a quemarme tanta mierda de gente, los jovencitos y los más mayores que los justifican, que se creen que pueden decidir quién merece un castigo por existir, por hacer lo que sea que les jode. O simplemente porque son muy gallitos y así lo pueden demostrar. O porque sus padres no les abrazaban de pequeños. O porque la vida en el centro de acogida es muy dura. O por cualquiera que sea la excusa de moda.

Angelina me libre de adherirme a la cantinela de “los jóvenes de hoy en día son una mierda”, porque primero hay que quitarse de en medio a gentuza como estos jueces que los absuelven, esos padres que los educan y justifican y esa absurda opinión pública que puede condenar un homicidio o no según la cuenta corriente de la víctima, su sexo, su actividad sexual, su asistencia a misa o vaya usted a saber qué otro peregrino criterio.

Anuncios

~ por nushh en 2006/05/29.

Una respuesta to “Otro juez senil”

  1. Hay que joderse… Cosas como estas me indignan profundamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: