¡¡LIBRE, LIBRE, MWWAAHAHAAHAHAHAAAA!!

Después de una semana asquerosa, con estrés, falta de sueño, mal humor, un examen doble que ni siquiera era de la Escuela y un berenjenal con fecha de entrega (pero por el que al menos me pagan, o sea que no me quejaré mucho), ya soy libre…

8:36 a.m.

Tras 18 horas y media en las que me habré levantado de la mesa como tres veces (una para comer, otra para saludar a mis padres y otra… porque soy humana), he terminado la taducción. No me ha dado tiempo a revisarla bien, así que a saber lo que se encontrarán, pero está enviada y recibida. “Buen trabajo”, me responden. Esperad a leerla, coño. Cierto es que pagan como la mitad de lo que pagarían a un empresa de profesionales… pero es que yo no soy una empresa de profesionales.

Ahora, que el autor del documento, tampoco, que no me engañen. Virgen santa, os tengo que pegar extractos del documento de marras. La primera tarea era traducirlo del grienglés al inglés normal. (Digo grienglés porque al menos el que lo firma era de la Universidad de Creta… otra cosa es de dónde fuera cada una de las tres personas distintas -de las cuales escribía inteligblemente de forma habitual una- que he notado que han redactado alguna parte del documento.) De verdad que me pregunto cómo pueden llegar algunas cosas a la Comisión Europea. Me puedo creer que un catedrático (bueno, y sus becarios, que serán los que habrán escrito esto de verdad) no controlen mucho inglés, vale. Me puedo creer que nadie en el departamento quisiese repasar el texto para corregirlo, porque es un pestiño. Pero ¿de verdad que una vez lo envían nadie puede repasarlo para comprobar que se entiende y que no se comen palabras o mezclan su orden o las confunden, o…? Amosnomejodas.

Pero es igual, está entregado. Y hasta que no me lo devuelvan para lo corrija y entregue el borrador final, yo feliz.

12:40

Que levanten la mano los que se han despistado lo suficiente en un oral como para no caer en que las preguntas que le hacían y que tan graciosas le parecían eran parte del examen.

Pues como lo cuento. Lo malo es que eso no significa que respondiese con gracia, que no sé si habré acertado un solo género y un solo participio en toda la conversación. El alemán me frustra. Yo quiero decir cosas, pero no sé cómo, ni siquiera con alguna faltilla: directamente no se me ocurren las palabras. Yo veo a algún amigo de la Escuela que estudió de pequeñito en un colegio alemán y le tengo mucha envidia… Eligieron bien: cualquiera puede aprender inglés para defenderse más o menos, pero el alemán… es otra cosa. (Lección: si estáis a cargo de algún crío algún día, nunca lo enviéis a un colegio inglés, hacedle un favor y metedle en uno alemán.) No diré que es el idioma del infierno porque hace unos años le di un tiento al Quenya y me dio miedo… y su base es el finés, así que como para irse a hacer idiomas a Oulu.

Pero ha sido duro, el momento de las presentaciones y la cagada:

“¿Qué estudias?”
“Telecomunicación.”
“¡Ah! Muy bien, ¿en qué año estás?”
“En el último… ya estoy cerca de acabar.”
“¿Y estás haciendo el trabajo final de carrera?”
“Sí, sí, estoy haciendo el Arbeitprojekt Projektarbeit…”
“¿Diplomarbeit?”
“Sí, eso, el Diplomarbeit”
“Muy bien, ¿y de qué trata?, cuéntanos un poco.”

Adiós la luz. Di tú “sistemas de tiempo real” en alemán. A falta de ovarios para decir simplemente “Telematik”, que a saber si existe, he intentado decir que mi campo es el de la conexión de ordenadores, que eso lo dimos en clase -pero me las he apañado para decir “vincular” ordenadores en vez de “conectar”. Caras de apuro. Nada, a intentar decir “Sistemas de tiempo real”.

Creo que he alcanzado a decir “Sistemefuuuur… wirklichezeit … eeehh… Nein. Siijaisen real-time sisteme… Eehhh”. Y ante su cara de extrañeza, ni corta ni perezosa me he lanzado a contarles lo que son. Porque aunque no sepa decir tres sencillas palabras de las cuales ya conocía una, ¿por qué no voy a saber describir lo que es el concepto, a ver? Bien, ya puedo afirmar que sé decir “Sistemas que deben dar una respuesta en un tiempo fijo” en alemán. Yo tan orgullosa de haberme acordado de las palabras y que sirviesen para explicar lo que quería decir… y nada. Más caras de extrañeza.

“Bueno, me parece que los que no hemos estudiado nada parecido tampoco lo podemos entender… Supongo que nunca nos ha interesado.”
[Joder con los alemanes, ¿pero no eran tan majetes? Ya sé que lo que hago es un coñazo, pero tampoco hace falta que me lo digan así…]

En fin, menos mal que luego ha tocado el típico juego de rol y ha sido cuando se me ha ido el santo al cielo. Sin darme tiempo para leer el papelito, me han dicho “Ah, pues te ha tocado hablar de música” y han empezado a preguntarme que si tocaba algún instrumento, que si me gustaba la música, que si dónde se podía tocar en Madrid, cuántas horas haría falta ensayar… y… me he olvidado de que era un examen. Se me ha pirado. Y no en plan “Hablo tan bien que parecía una charleta entre alemanes”, no, sino más bien un triste “ni me estoy mirando el enunciado -porque me están hablando y digo yo que tendré que mirarlos cuando lo hacen- y no estoy segura de que esto sea parte del examen hasta que no lo digan explícitamente… Esto será para “calentar” y que no me quede atenazada en la prueba de verdad”. Ahora sé que la tía sólo canta en la ducha, pero que tiene 4 hermanas y una tía en varios coros. El tío, otras tantas hermanas cantantes. Les he estado preguntando que si era más común que la gente tocase instrumentos en Alemania que en España y me han estado contando cómo es. Y de repente, se ha acabado. “Bueno, pues mucha suerte con el examen. Hasta luego.” Y he tardado un segundo en darme cuenta de que eso había sido el examen y que me estaban echando. Así de ridículo ha sido.

Suena estúpido (y más estúpida me he sentido yo en ese momento), pero estaba nerviosa y de verdad pensé que me dejarían un par de segundos para mirar el enunciado mientras llegaba mi compañero (no que no iba a haber compañero). Hasta el segundo de silencio seguido por un “Tschüss!” no he caído.

*Hostiazo en la frente*

~ por nushh en 2006/06/05.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: