Respondiendo un comentario…

No pensaba hablar del Mundial -que se me ha pasado en un visto y no visto y casi ni me ha molestado, la verdad, he tenido suerte esquivando fauna capulla, no escuchando la radio ni viendo la televisión y pasando lo  justo cerca de Colón en días de partido- y esto iba a ser respuesta a un comentario de serlex, pero la respuesta empezó a crecer (qué cruz) y ya que estamos…

Por cierto, ¿he comentado alguna vez que odio a Francia con *toda* mi alma? (y eso es mucho odio…)

Pues yo no.

Ya he comentado que volví de Burdeos absolutamente decepcionada (y eso que no esperaba demasiado: sólo encontrar humanos y algo de diversión), quemada y asqueada con la cantidad de mierda de la que pueden estar llenos… en el sentido español y en el inglés. Y, sobre todo, volví con una idea muy distinta de la historia de los disturbios por el empleo, visto que es algo -ese comportamiento- a lo que recurren en cuanto tienen la menor excusa. Y también volví sintiendo pena, después de ver que sus ingenieros tienen la capacidad mental y la actitud de nuestros pandilleros más incultos y retrasados. Imagino que entre los 2500+ que vi allí no estarían los de verdad, los que en unos años levantarán el país… más les vale. (Y le quitaré el “private” al dichoso post en cuanto tenga las fotos del Deportivo.)

Me quemaron esos tres días allí con ellos, viendo algo que no me esperaba y que me tocaba aguantar directamente. Pero lo de anoche me da igual: la selección es un grupo de 23 señores que cobran millones cada año, más un equipo técnico que cobra una millonada también. Y, cada cuatro años -y a menudo entre medias, con sus equipos y con la selección- la cagan y demuestran que es absurdo que cobren tanto por su trabajo. Y cada año (como decía Forges) hay un “Jugamos como nunca, perdimos como siempre”, “Qué mala suerte”, “Uyyyy” y tonterías así. No necesitan a Francia para eso, ni tampoco hay que odiar a Francia porque le tocase estar ahí delante cuando a la selección le da por volver a hacer de las suyas.

Me gusta el fútbol (algún mundial me he tragado entero tan feliz en casita, partidos con España o sin ella) y estaré contenta el día que la selección española haga algo decente, pero ni estaré loca de alegría ese día (como lo volveré a estar algún día con mi Atleti* o lo estoy con un éxito de un equipo en el que yo o algún amigo participe) ni me voy a amargar por algo como lo de anoche.

(*) Entiendo que parezca absurdo alegrarme más por lo que haga un equipo que pertenece a un(os) empresario(s), y en el que no tengo participación ni me representa directamente, que con la selección nacional de mi país, que algo más de cerca debería tocarme (no sé yo)… pero es que “el corazón tiene razones que la razón no entiende” (y gracias a Dani-Mr. Slowhand por el vídeo**).

(**) Y buscando el vídeo anterior de nuevo, me he encontrado con éste otro, genial.

~ por nushh en 2006/06/28.

2 comentarios to “Respondiendo un comentario…”

  1. A mí de los franceses me gustan algunos quessos (que he probado) y las nueces de Grenoble.
    Y la tortilla, que no es suya, pero bueno.
    Del resto no hablaré hasta no probarlo.

    Lo que realmente me jodió de anoche es que no hubo House.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: