Va de romanos

Me ha costado un par de noches recuperar sueño, dos noches de… 8 y 10 horas, un lujazo. Estoy como nueva😀

Al final lo del anuncio mercía la pena y todo, era casposo, sí, pero me lo he pasado de miedo y es verdad que en publicidad te tratan como a una persona *snif*.

Quedamos a las 6:45 -eso es a.m., sí- en Avenida de América para que nos llevasen a Sigüenza y… ¡a Tatiana la habían llamado! Llevábamos desde que empezamos con estas tonterías queriendo que nos llamasen a la vez (lo de las pelis empezó con Tat viniéndonos a otra chica, Eloísa, y a mí con: “¡Eh! Que están cogiendo gente para hacer de extra en Alatriste, ¡¿y si nos apuntamos las tres?!”, y ya seguimos sólo Tat y yo). Desde entonces sólo hemos tenido dos pelis en común, Los fantasmas de Goya y El corazón de la tierra, pero en distintos días, así que nada. Y además ya estamos las dos huyendo de lo que no sea disfrazarnos del todo (que en el fondo es un coñazo y si no vives de ello ni eres aspirante a actriz ni tienes ganas de andar de peloteo con agencias, productoras, directorcillos o quien se tercie, sólo vale la pena para reírte viéndote las pintas, porque otra cosa no vas a tener). Total, que menos posibilidades de coincidir… y ha ido a ocurrir en un anuncio, manda huevos.

Esto os va a parecer muy triste, pero lo digo igual: me han ganado el corazoncito con el catering y con crema solar. El último rodaje fue en una finca al lado de la Warner que por lo visto ha salido en más pelis que el desierto de Almería y que tenía garrapatas por todas partes. Garrapatas. Y gentuza en el equipo. Hasta ahora -y tampoco es que tenga mucha experiencia en rodajes “pro”… nuestras cositas del Antena serán cutres, pero están hechas con cariño- me había gustado cómo la gente (de la productora de turno y del equipo) en general parecía maja, la tontería se quedaba en los actorcillos y su surtido de complejos por no estar de gran estrella. Pero es que El corazón de la tierra, desde el equipo técnico -menos el director- a los actores parecía que había algo en el aire que hacía que te mirasen mal si al ir a por tu mierda de bocata de tortilla pasabas cerca de la mesa de los lujos (mierda de bocata de lomo y queso) y se permitiesen soltar lindezas como “Cuidado que no se acerquen, que éstos tienen la mano muy larga”, con todo el mundo al lado y oyéndolo. Miedo a que les toquen el bocata de lomo, hay que ser miserable. Y luego estaban las garrapatas y las cabinas-urinarios portátiles. Una maravilla.

A lo que iba, que me han ganado con el catering: teníamos esperándonos un desayuno-buffet caliente y rico (a las 8:30 en Sigüenza -preciosa de ver, pero con un frío considerable y yo en tirantes-, cuando no has dormido y te has puesto en marcha a las 5:30am, se agradece un buen bocata de salchichas, paté, colacao y zumitos y ver que, aunque por el momento no te apetece, como te dé un algo tienes ahí calentándose huevos, bacon y bollitos para subirte la tensión). Y si no te apetece, está la mesa del tentempié con su frutita, ensaladas y sandwiches. O la comida, con su buffet en el que -oh, cielos, hasta se comía razonablemente bien. Y la gente -todos- sonreían. Y entre toma y toma estaban pendientes de ponernos crema solar y traernos botellitas de agua. Y había una maquilladora perfecta para descansar la vista felizmente.

Yo no sabía que había rodajes así, salvo cuando eras alguien a quien piden en la agencia por el nombre y apellidos. O sólo por el nombre.

Así de triste es, sí.

El anuncio en sí era casposo, cierto, y afortunadamente no se emitirá aquí: era para una cadena estadounidense de compra-venta de coches estilo Stan del Monkey Island, para que os hagáis una idea, y estaban haciendo tres versiones (atención al festival del humor):  árabes con sus camellos, vaqueros con sus caballos y romanos con sus cuadrigas. Así que acabé vestida de romana de la cadena -ejem- Chariotmax (afortunadamente eso sólo significó que encima de la tuniquita romana llevaba una etiqueta de la “marca”). Tengo ganas de ver las pintas de los de Camelmax.

Lo divertido es que he conocido a los que llevan el rollo de los caballos en no sé cuántas películas rodadas en España y unas cuantas fuera, como, por ejemplo, Alejandro Magno. De hecho, me dijeron que la cuadriga estrella del anuncio era la de Alejandro Magno (aquí se aprovecha todo, señores… y yo me preguntaba [modo stalker ON] ¿la tocaría Angelina? [modo stalker OFF]) y vi caballos de los que usaron en la película (por lo visto Bucéfalo y su doble eran de esta misma gente, pero no estaban en este rodaje). Así he aprendido lo que es un frisón. Tendréis que disculpar mi ignorancia, yo sólo vi un caballo negro, distinto, aún más bonito que los demás, y tuve que preguntar por él.

(Yo también iría así de orgullosa si me hubiera montad-, vamos a dejarlo…)

Así que nada, en breve habrá fotos de romanos, cuadrigas y concesionarios de… algo.

~ por nushh en 2006/08/25.

2 comentarios to “Va de romanos”

  1. Me ha gustado la definición del frisón. Salvo en lo de la cola ondulada, coincide con la mía😀
    Un antiguo amigo que trabajó de extra en Tirante el Blanco me contó que los caballos se reutilizan de película a película, y que según lo “caros” que sean más nuevos son, y menos tendencia tienen a hacer en la nueva peli lo mismo que hicieron en la anterior. Véase, al toque del silbato, encabritarse, como hicieron en Alejandro (esos eran los mismos, así que no perdería yo la esperanza).
    También conocí a un chico llamado Alejandro que se apodaba Bucéfalo, y no dejo de pensar en la crisis de identidad que eso debe suponer. Pero bueno, esto ya es digresión pura y dura; úsalo como tema para borracheras largas🙂

  2. “¿la tocaría Angelina?” -> Jeje, que mona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: