Aural pleasures…

Me encanta que me lleven a sitios nuevos que son geniales. En este caso, un sitio en Lavapiés llamado La Escalera de Jacob que conocía brenda_marlon, donde me han ido a deleitar con mi infancia y adolescencia, así en bandeja y metidita en un garito sofocante y genial donde bailar, bailar, bailar. Gracias🙂

Así, de forma desordenada, de lo que recuerdo de una noche que ha sido la hostia:

The Who – My Generation, Baba O’Riley
The Beatles – Helter Skelter, Twist & Shout
Willy DeVille – Hey Joe
Janis Joplin – Piece Of My Heart
Jackson 5 – ABC
Michael Jackson – Blame It On The Boogie
The Pixies – Where Is My Mind
And One – Metalhammer
The Verve – Bittersweet Symphony
Underworld – Born Slippy
Led Zeppelin – Rock And Roll
Martha Reeves
Varios twists
Lesley Gore – (no recuerdo cuál… pero no era la de It’s My Party)
Música de los 50 que no consigo recordar/identificar
Electric 6 – Danger! High Voltage
Cycle – varias que yo no concía, pero agent_prov y brenda_marlon, sí
Guns N’ Roses – Sweet Child o’ Mine
AC/DC – Back In Black
Los Lobos – Tequila

Aparte de esto, cuando estaban a punto de cerrar, recuerdo al pincha soltando a los presentes en la pista:

[PARAMPAParan Paran PAMPAM-]  “Y me voy a marcar un cambio del copón porque me sale de los huevos…” [-rara-param-pamPAM Siempre me traciona la razón y me domiiiiina el corazón…]

… y a Brenda interpretándola como si le fuera la vida en ello. Pobre pincha. Si estuviese más seguro de sí mismo no se justificaría antes de poner a Camilo Sesto. Mira a Zor, alguna vez pinchando Chimo Bayo sin pudor (y quejándose después del poco humor de la peña, también es cierto).

Antes de que se me olvide:

  • Al que pedía música de los Who para cortarse las venas: hombre, el gran clásico de cortar venas es Behind Blue Eyes… otra cosa es que pegue más para cortar las propias o las ajenas.
  • A la que está obsesionada con los magos y sus rivalidades, el libro que te decía: Jonathan Strange & Mr. Norrell, de Susanna Clarke. Premio Hugo de hace dos años. Mago ya mayor huraño pero La Hostia vs. mago joven de los de destello en los dientes.
  • Al rancio que no se quiso quedar más: pusieron a Bob Dylan y a Pink Floyd. Que lo sepas.

Lo que me ha hecho gracia es el reparo de brenda_marlon a llevarme, por si la música no me gustaba, y la sorpresa que se ha llevado al verme feliz y contenta cuando sonaban los Jackson 5. Pero claro, hace pocos años que nos conocemos y tampoco hemos hablado tanto de música. Casi se cae cuando le digo que yo he crecido adorando The Wiz. Sí, la versión soul de El mago de Oz de toda la vida. No de las canciones, no, sólo de la historia (afortunadamente).

The Wiz

La gente asocia colores y ropas (sí, corsés, cuero, vinilo) con gustos, no voy a quejarme de eso ahora ni a lloriquear porque alguien me confunda con lo que no soy y blablablá (eso es para llorar en el MySpace junto con los “mis padres no entienden que quiera poner las cortinas negras y como me obliguen a comer, me suicido, ¿eh?”). Pero en una casa con un fanático de los Beatles, los Kinks, Wilson Pickett, Spencer Davis Group y, por encima de cualquier cosa -salvo quizás Sir Paul- Aretha Franklin, lo raro es que yo pensase en Beggar’s Banquet cuando pienso en un vinilo: más bien veo las letras “Atlantic” dando vueltas en el tocadiscos. Y teniendo en cuenta que en mi casa siempre ha habido algo sonando, el carácter proselitista de mi padre, que su colección se compone en buena parte de lo ya mencionado y el subconjunto de la lista del principio previo a 1980 y que yo no compré mi primer disco hasta los 13-14 o así –One Hot Minute, qué cosas-, tampoco extraña que yo no tenga una cierta debilidad aaasí de grande por el soul, los Beatles y sus respectivos familiares cercanos (vamos, que a la Motown no se le van a hacer ascos). Más tarde llegarían otras obsesiones, pero las primeras papillas no se digieren nunca (ni ganas). De esas papillas, la de ver a un grupo de tíos que se disfrazaban de oso para salir en aquel programa de vídeos musicales de los ¿sábados?. Eran Robert Smith y cía. con su Why Can’t I Be You. No recordaba más que eso cuando me los volví a encontrar años después y descubrí que no eran tan gansos como yo creía. Qué cosas.

Bueno, que se me va. Migue, no estaba preparado, pero me da que todo este post va a contar para el meme ése de “cuenta cosas tuyas que no se sepan”. Digo yo. Sigo.

The Wiz era peli de culto en mi familia, con el mismo status que Jesucristo Superstar (que para nosotros no es poco, mi padre ayudó a representar en los 70 aquí… quién fuera tío para hacer de Judas, como él, mecagüen la falta de personajes femeninos atractivos de verdad en los musicales). Total, que si por fin se compró JC Superstar en el Antena, ¿por qué ésta no? Di la brasa con ella. Y, por supuesto, cada vez que sacaba el tema tocaba choteo de mi entonces novio (aka “Rammstein entró en el Dark Hole por primera vez por nosotros, que llevamos la primera cinta, allá en la noche de los tiempos cuando éramos 4 gatos” y tal… y lo peor es que su parte cierta tendrá). Eso sí, sé que en el fondo le hacía gracia verme gustos tan dispares. Así que no importaba: coñas o no, yo seguía erre que erre. Para lo que me sirvió… con ésta no podía decir “Angelina, desnudo integral, sexo lésbico, ¿sigo o basta con eso?” como hice para conseguir votos para Gia. Me lo estoy imaginando: “Diana Ross haciendo de joven profesora de kidergarten con vestido por la rodilla, con Michael Jackson disfrazado de hombre de paja…”: no es lo mismo.

Eso sí, señores, conste en acta que en la peli hay algo de carne.

Más vestida pero picarona:

vlcsnap-316402

Más descubierta pero inocente:

vlcsnap-328210

No sé cuantísimas veces la habré visto… y, teniendo en cuenta que me encantan los musicales y los fagocito una y otra vez, que yo diga que he visto uno muchas veces implica una barbaridad de veces. Y no sé cuántos cientos de miles de veces he deseado cantar el Don’t Nobody Bring Me No Bad News, que es una joya. Lo malo es que para hacerlo en condiciones había que profanar la tumba de Mabel King para robarle la garganta; luego me enteré de que la habían incinerado y lo di por improbable.

Parece que para cada fase he tenido un musical que me marque -ése que por mucho que te gusten otros también, te hace especialmente feliz y al que intentas convertir al resto del mundo, cada cual con su religión, oiga. De cría Jesucristo Superstar -menos coñas, hostia- y The Wiz; de adolescente descubrí y me obsesionó el RHPS, luego llegó la universidad y se vino a sumar a la colección de estrellas Rent, brevemente el Te Quiero -y eso que no lo conocía antes de hacerlo, pero esos meses de roce hicieron cariño- y, al poco, la obsesión de los últimos años, a la que, ya que estoy, le planto post en breve, en cuanto me recupere del de The Wiz.

Porque dicho todo esto, voy a plantaros una entrada sobre The Wiz por todo el morro mucho más a gusto.

~ por nushh en 2007/02/13.

7 comentarios to “Aural pleasures…”

  1. Por un momento me pareció que el título de la entrada era “Anal pleasures”. A lo que iba:

    Al rancio que no se quiso quedar más: pusieron a Bob Dylan y a Pink Floyd. Que lo sepas.

    En mi casa también los ponen y los puedo escuchar sentados sin gente mirando “a ver si baila”. Más cómodo, menos cansado, más tranquilo. Todo son ventajas, oiga :-p

  2. “Bueno, que se me va. Migue, no estaba preparado, pero me da que todo este post va a contar para el meme ése de “cuenta cosas tuyas que no se sepan”.”

    XDDD Tomo nota XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: