Viejos conocidos (¿3?)

Los días de insomnio sirven para cargarse los planes que tengas de mañana, pero de vez en cuando hacen que te fijes en un par de líneas ASÍ DE GRANDES de la IMDb que antes se te habían pasado.

Por ejemplo, pongamos que has descubierto una serie tremenda -aún no voy a decir enorme, por no gastar la palabra, pero se va acercando con paso firme- con un personaje goloso. El típico personaje que acabas adorando: un policía en el que sabes que puedes confiar, porque es tan corrupto que sabes con total certeza que te la va a liar. Pero, ah, es absolutamente leal con sus camaradas. Un compañero es un compañero. Así que más te vale que te vea de su lado porque las denuncias por brutalidad policial se le acumulan a la misma velocidad que las usa para limpiarse el culo. Es un macarra de cuidado, bajito, rapado para disimular la calvicie, de estos tíos que parecen un bloque con un torso demasiado sólido para su estatura y su edad, no muy guapo, (demasiado) violento… pero lo peor es que tiene un 25 en carisma sólo de lo chungo-corrupto-leal que es. Esa mezcla perfecta de “buen tío” y “tío chungo” que tantos que van de durillos quieren creer que son y tantas tías quieren creer que ven. Lo dicho: una golosina para el actor que lo sepa llevar sin dejarlo caer en el estereotipo que es. Ese actor es Michael Chiklis.

“No. Good cop and bad cop left for the day. I’m a different kind of cop.” Y ahí empiezan los problemas del tipo que tiene delante.

Pongamos que el resto de la serie acompaña: los entresijos y tripas del peor barrio de Los Ángeles, donde la poli tiene que ejercer de medio camellos si quiere comerse algún colín en los casos “de verdad”. Donde hay polis de despacho trepas como ellos solos, policías novatos que pierden la inocencia tal que ayer, polis mediocres, polis que no te explicas cómo no han acabado cosidos a tiros dentro o fuera de la cárcel, politiqueo, drogas, cuchilladas y violencia. Lo mejor de cada casa dentro y fuera de comisaria, en las mesas de los curritos y en los despachos maravillosos. La serie es The Shield [wiki].

Pongamos que se te ocurre mirar de nuevo la ficha de ese poli tan carismático, para ver qué más ha hecho ese actor. Y esta vez sí, te fijas en que hizo… de Ben, de Ben Grimm. *Momento lagrimita* Claro que le da tanta vida a este personaje: después de cogerse para él ese “¡Es la hora de las tortas!”, ¿cómo no iba a funcionar?

(Ya, a buenas horas caigo. Pero de verdad que ni se me había ocurrido quefuese el mismo. No había caído. De hecho ahora hasta me planteo ver la segunda parte de ese bodrio por cariño a este tío.)

Actualización: Voy por la segunda temporada… y veo que en la cuarta entra Glenn Close como semi-prota y en la quinta Forest Whitaker. Ay. No se me puede hacer eso. Que no estoy viendo más series, pero precisamente la idea es hacer otras cosas con mi tiempo libre…

~ por nushh en 2007/06/24.

2 comentarios to “Viejos conocidos (¿3?)”

  1. ¡Oh! Has descubierto The Shield… yo la veía en verano en Telemadrid de madrugada, cuando la echaban. Creo que me quedé en la segunda y ahora iba a tratar de recuperarla para este verano. Una serie muy maja, sí. Detalle si mal no recuerdo, en castellano lo dobla Homer (el actual) pero pasaremos a la VO xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: