Nightwish en La Riviera

Hace meses despejaban las dudas: Nightwish ya tenía nueva cantante. Se afilaron los cuchillos, se retorcieron un poquito más los colmillos, todo para recibir a la pobre criatura. (Yo, por mi parte, escuché ese primer single -que sigue sin gustarme- y algo dije, pero poco.)

El disco que siguió a ese single no tenía nada que ver (afortunadamente, añado): es una gozada escucharlo, sólo por 7 Days To The Wolves, The Islander y los exabruptos que le dedican a Tarja (Bye, Bye, Beautiful) y al mamón de su maridito/manager (Master Passion Greed) ya merece la pena. Por escuchar cómo le sacan más partido a la voz de Marco (qué cabrón: te ruge igual de bien que te canta una cancioncita acústica).

Véase:

Eso sí, dije que a esta chica le daría oportunidad tras oportunidad y prometo que lo he hecho. Sigo diciendo que olé sus ovarios por el valor que le ha echado… pero, al margen de que no es comparable a Tarja porque sus estilos se parecen lo que un huevo a una castaña, no me vale. Es un duendecillo entrañable con vocecilla simpática y aguda en canciones que piden una tigresa de voz potente. Que sea de pseudo-ópera no es necesario (sobre todo si en directo no termina de sonar bien, que es lo que le pasaba a menudo a Tarja… pero, joder, es normal), pero la potencia sí que es indispensable.

El miércoles pasado los vi en La Riviera, dos años después de verlos en La Cubierta con Tarja al frente. Llevaba días viendo vídeos de YouTube para ir preparada (¿Ever Dream con vocecilla?, ¿Wishmaster?, ay…) y volví del concierto encantada.

Nightwish, La Riviera, Madrid, 16/04/2008:

  1. Una sala “pequeña” como La Riviera puede ser maravillosa cuando un grupo le saca partido. Odio los conciertos en estadios; de los que he vivido, exceptuando Rammstein, es mejor quedarse en casa y verse el DVD unos meses después, que para el caso va a ser igual.
  2. Los técnicos de sonido que lleva Nightwish son muy, muy buenos, y no paran de trabajar en todo el concierto. Y se nota. No creo que haya visto allí un concierto que haya sonado mejor que éste (quizás Bauhaus, pero salí en tal trance de ese concierto sólo con el buen hacer del grupo que no sé cuánto se debió a los técnicos de sonido). En el caso de Nightwish, seguramente ayude también que Emppu (guitarra, un crack) y Jukka (batería) sean la rehostia.
  3. Anette es un duendecillo. Lo digo en serio. Por cómo canta, por cómo baila. Es divertida y encantadora: un sol. Y, lo más importante…
  4. …Se defiende de puta madre en directo.
  5. Todo lo que no me gusta en el disco, lo disimula en directo. No la terminas de tomar en serio (sigue teniendo el aire de niña emo-popera que está deseando arrancarse por un “bring me to life” en cualquier momento), pero suena mucho más potente, está más viva, hasta consiguió sobrevivir (bastante magullada, eso sí, os ahorro el vídeo) a Ever Dream, que probablemente era la más peligrosa de las antiguas que tocaron.
  6. Los cambios que le han hecho a una de mis preferidas, The Siren, para que pueda con ella, quedan muy, muy bien. (Cuando tengáis tiempo, escuchad la preciosidad que es el original y comparad con la nueva versión en directo: no es lo mismo, pero me encanta cómo la han dejado… y es, curiosamente, donde más me gusta Anette.)
  7. En Nightwish siempre ha habido no una, sino dos divas. Ahora que Tarja no está, Tuomas -oh, el poeta, el poeta torturado- tiene vía libre para ser la prima donna – y lo aprovecha. Qué peste de tío, si no fuera por sus canciones…
  8. El ambiente parece que sí que ha cambiado. Hace dos años se me hizo un poco… frío (pero correcto, eso sí); al no tener con qué comparar, pensé que sería normal. Al final de esa gira echaron a Tarja del grupo. No sé si lo del concierto del miércoles sería pose para demostrar lo bien que están ahora, pero fueron dos horas de gestos de ánimo, amor y buen rollito. A mí con que sonaran bien me tenían ya ganada, pero me alegro, o sea, mogollón.
  9. Marco es la polla. No sé cómo es posible cantar y tocar así en directo sin que se te pire algo en algún momento, serán los años de oficio (que tiene los suyos…). Y sigue siendo un cachondo.

En resumen: Anette, después de estos meses, sigue sin gustarme, pero no echo de menos a Tarja lo más mínimo, sobre todo con un disco tan variadito como Dark Passion Play, el redescubrimiento de la voz de Marco, la guitarra de Emppu y el concierto tan cojonudo (eso incluye a Anette) del otro día.

Para otra vez, eso sí, les sugiero que se consigan un clon más-a-lo-Nightwish de Beth Ditto. Por aquello de tener una voz con ovarios de verdad en el grupo y tal. (Diostodopoderosovirgensantadelamorhermoso, qué mujer. Qué voz. Joder. Qué voz.)

~ por nushh en 2008/04/22.

3 comentarios to “Nightwish en La Riviera”

  1. Pues el concierto en Bilbao por lo visto tb estuvo muy bien… aunque la verdad me gustaba más la imagen de Tarja como cantante, y en lo que se refiere a la voz, aun me encuentro algo indeciso.

    Yo no pude ir peor un amigo mio sí y me hizo un video que te voy a remitir por si lo quieres poner! No se oye mucho porque estaban en la 4a fila, epro vmaos se ve que lo “vivieron”

  2. La verdad es que no los he escuchado mucho (mi hermano es superfan), pero me mola esa que empieza “Hamster, a dentist, hard porn, Steven Seagull”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: