Que sí, coño, que al final la culpa es de la tía.

Un estudio relaciona la alimentación de la madre con el sexo del bebé

[FuenteEl País]

Leo ese titular y, para variar, se me hincha la vena y salto: ¿qué profesor de Biología tendrían para no recordar que la mujer sólo puede aportar un cromosoma X, con lo que el sexo del bebé sólo depende del hombre?

Sigo leyendo y, ah, lo que realmente querían decir es otra cosa muy distinta:

“Aunque el sexo viene genéticamente determinado por el cromosoma X o Y que aporta el esperma del padre, el cuerpo de la madre podría favorecer el desarrollo de un embrión masculino o femenino en función de su dieta durante la concepción.”

Es decir, la dieta afecta a qué fetos llegan a desarrollarse del todo y acaban naciendo en lugar de resultar desechados en algún momento del proceso. Vamos, deduzco, porque así de claro no lo dicen.

Echo de menos a Juanjo de la Iglesia, porque con titulares tan bien pensados y noticias tan estupendamente redactadas, ya estoy viendo preparada una nueva generación de hombrecitos -y sus respectivas familias- retomando la añeja costumbre de odiar a su mujer por no darle hijo varón.

~ por nushh en 2008/04/23.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: