Cascos cósmicos

Hoy me ha llegado, a través de la lista de escépticos, esta pedazo de noticia, que algunos ya habéis visto:

Un casco con mantra para no accidentarse

Afortunadamente, leyendo con detenimiento la noticia (por ahora no tengo más datos que ésos), parece que no afirman que el mantra haga que tu cuerpo sea inmortal.

En el marco de la presentación del dispositivo de seguridad junto al Manual de conducción de motocicletas, que entre otras cosas recomienda la concentración antes de subir a este vehículo, el director de la DGT, Pere Navarro, explicó que se necesita “un poco de ayuda de la filosofía oriental para el manejo de la moto”.

Que no panda el cúnico: en el fondo, se limitan a sugerir la revolucionaria idea de que hay que ir con los ojos abiertos y el cerebro puesto mientras conduces. Ellos barren para casa, por supuesto, y lo llaman concentración mediante mantras. Pero, claro, el casco que venden sigue siendo del mismo material que cualquier otro casco (qué sorpresa que nunca se atrevan a dejar su seguridad en manos de sus historias exclusivamente). Y espero que el motivo de que el director de la DGT se preste a esto sea tan terrenal como que, con la tontería, yo te hago el marketing, tú me das un tanto de los ingresos del Budacasco.

El casco cósmico

Más serio me parece la que me han contado hoy en el curro (un laboratorio de imagen médica) durante la comida.

Año: 2002
Lugar:
una charla en un congreso nacional de ingeniería biomédica.
Título de la charla: Presentación del prototipo de un sistema para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas a frecuencias de microondas
Artículo (son cuatro paginitas, no sean tímidos): páginas 1, 2, 3, 4.
(Mi) resumen del artículo:

Nuestro cuerpo cuenta con osciladores internos que condicionan nuestro funcionamiento. Cuando estos osciladores no están en sintonía con las frecuencias cósmicas, aparecen enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson. Aplicando señales a dichas frecuencias cósmicas al cerebro mediante un casco, se pueden curar estas enfermedades.

El artículo es precioso. Para ser precisos, donde digo “frecuencias cósmicas”, lean frecuencias de resonancia de Schumann y todo suena  mucho más serio. Es especialmente interesante el hecho de que la única referencia que se encuentra para respaldar su idea es un artículo… de los mismos autores. No se ofrecen resultados, no hay datos, no hay estadísticas para respaldar mínimamente lo que afirman.

No extrañará a nadie que el primer autor -profesor en la universidad de Alcalá de Henares(*)– es el mismo que ha presentado una pegatina para protegernos de los efectos nocivos de móviles y ordenadores. Imagino que estará optimizando una nueva versión de casco de papel de plata que evite que nos lean la mente o que un vampiro emocional nos drene.

Todavía se comenta la bronca que le echó el que ahora es mi jefe a los presidentes de la sesión porque se les colara semejante… magufada en un congreso de bioingeniería.

Francamente, no me gustaría haber estado presente: no sé si el que subió al estrado a presentar el trabajo fue el curtido profesor o si le dejarían el trabajo sucio a un becario que probablemente intentaba terminar su carrera con el profesor de departamento que le había tocado (y porque a veces no es tan fácil distinguir si lo que te están encargando es una estupidez o no, especialmente si es un experto el que te lo cuenta).

Aún tendré que oír la frase “las ideas geniales e innovadoras siempre han encontrado resistencia”, qué se juegan.

(*) No sé de qué me sorprendo, cuando en mi Escuela uno de los históricos -el mismo que nos ha puesto los exámenes de Física de Selectividad durante años- justificaba la existencia de dios a través de la entropía. No es una leyenda urbana, no.

~ por nushh en 2008/07/16.

Una respuesta to “Cascos cósmicos”

  1. my mother

    Impresionante lo del profesor de la UAH (mi universidad) y lo del casco. Porque claro, para qué vas a recomendar que la gente se rasque el bolsillo y se compre un buen casco (japonés, en general) cuando tienes una superstición para protegerte? nchts.

    En lo único en que sí que estoy de acuerdo es en que para montarse en la moto hay que centrarse, y no ir ni con prisa ni con la menor pizca de desconcentración. Es muy diferente a ir en coche y un error tiene consecuencias mucho más graves. Yo todavía no me siento nada seguro, la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: