Sólo para mujeres – por imperativo anatómico

Alguna os sonará:

  • Estás en un barco. La biodramina de esa mañana ha mantenido el mareo a raya, pero sólo gracias a que no has bajado a la zona habitable ni para calcular rutas ni para coger ese jersey extra que desde hace un dos o tres horas no te vendría nada mal. Pero hay algo que tarde o temprano llega y nadie puede bajar a hacer por ti. Los tíos lo tienen más fácil: un arnés y por la borda. Pero tú tienes que bajar al baño, salvo que tengas arte y mucha experiencia. Y bajar significa mareo automático.
  • Estás en unas fiestas. Es típico hacer zurra (vino, alcoholes fuertes varios, azúcar, todo lo que se tenga a mano) y montar batallas campales tirándosela a los demás -amén de beber en cantidades ingentes-, con lo que estás asquerosamente pegajosa y con la vejiga preocupantemente llena de brebajes varios. Pasan las horas y empieza a ser doloroso. Vas a buscar un baño. Los bares se lo saben y cierran las puertas salvo para clientes que no parezcan Carrie con olor a vinazo. Los tíos forman una despreocupada fila en todas las paredes que ves, pero tú lo tienes algo más complicado si quieres cierta intimidad. Fichas unas obras un poco más apartadas, pero el olor a 10 metros ya es nauseabundo y hay unas 6 tías que puedas contar ahí dentro. Y… joder, que no.
  • Sales por la noche y llega un momento en que sabes que deberías buscar un baño. Pasas al del bar de turno y sólo el suelo ya es superficie lunar… Sabes que no vas a acercar ni tu ropa ni nada más tuyo a menos de dos metros.
  • Vas de excurisón…
  • Intentas pasar a los baños de los Cines Ideal en fin de semana…

Para qué seguir, si os lo sabéis

No os imagináis mi felicidad al ver dónde se puede comprar esto que ya enlacé hace tiempo, visto en YouTube sin más detalles.

“Cuando la naturaleza llama”.

Y aquí la página inglesa.

Anuncios

~ por nushh en 2008/10/05.

4 comentarios to “Sólo para mujeres – por imperativo anatómico”

  1. Lo que no invente el hombre blanco…

    Y en la sección de complementos tienen hasta limpiadores y desinfectantes de manos, para evitar problemas de logística, ya que en la mitad de las situaciones descritas no está disponible un grifo para lavar después de su uso.

    Fascinante

  2. Invento del demonio…

    No digo que no esté bien el inventito para las situaciones que describes, pero se van a cargar uno de los momentos mas hilarantes en la vida rustica de los muchachos de pueblo como yo.

    Cuando llega el momento de recogerse de alguna fiesta de pueblo y montas en el coche que tienes aparcado en la era cercana a la verbena y al dar las luces ves tres o cuatro resplandecientes culitos, culetes o culazos de unas muchachas en cuclillas. Tu carcajada y la de todos los que te acompañan es brutal… Y no te cuento nada si alguna es muy timorata y trata de salir huyendo cual conejo (nunca mejor dicho) en la carretera.

    Juas, juas…

    Fdo:TioMac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: