¡Insolidarios!

La Embajada de España en Bangkok recomendó este martes a los ciudadanos españoles que pretendan viajar en las próximas horas a Tailandia, que aplacen sus viajes hasta que el aeropuerto regrese a la normalidad.
Recomendamos que se pospongan los viajes previstos para las próxima horas hasta que cambie la situación”, dijeron fuentes diplomáticas.
[Fuente]

Enrique Capilla, otro turista valenciano, ha asegurado que la situación en Tailandia es tranquila. “No hay ningún problema de violencia, sino de padecimiento psicológico por no saber hasta cuándo íbamos a estar allí”.

Asimismo, ha afirmado que no se vive una situación de caos en el país y que se podían mover libremente por Bangkok, “ir a cualquier restaurante y visitar la ciudad sin problemas“.
[Fuente]

Al grito de «Sarkozy, sácanos de aquí», unas cien personas se dieron cita ayer en la embajada de Tailandia para exigir una solución a su problema: se sienten atrapados en Bangkok.
[Fuente]

Y papá Estado envió sus aviones a sacar a los irresponsables que fueron libremente a hacer turismo a una Tailandia políticamente inestable.

En los artículos que he citado hay mayoría de comentarios que ven poco solidario decir: “No estaban en peligro y son mayorcitos para elegir dónde van. Allá se las compongan, como los demás.”
Qué malos somos, ojalá nos pase lo mismo y no vayan a ayudarnos. O tal vez es envidia: qué hipócritas somos, que no salimos de casa y nos jode que los demás sí.

Subnormalidades aparte, la gente no parece tener demasiado claro lo que implica la libertad de elegir dónde, cómo y cuándo sales de tu país. Significa que tu gobernante no puede impedirte ir a Cuba, a Alemania, a Tailandia o donde caiga tu dedito en el globo. Significa que, como mucho, podrá hacer recomendaciones y de ti depende informarte mínimamente de cómo está la situación en el país al que quieres ir a bañarte los pies, no sea que pueda resultar peligroso. La gente habla de tener libertad… y luego la parte de responsabilidad se le atraganta.

Y mezclan dos cosas: lo previsible que eran los problemas y su gravedad. La probabilidad nos importa a los turistas: ¿cuánto me la juego? La gravedad, tanto al turista como al Estado. Compárese, por ejemplo, los casos de Egipto en los últimos 10 años, el tsunami de hace cuatro, los atentados en la India de este año y, finalmente, la inestabilidad política en Indonesia de ahora.

Comparad cómo de previsibles eran y qué peligro corrían los españoles afectados. Por ejemplo, el último caso.

Tailandia, 2008
Probabilidad: ver primera cita. Si la embajada tailandesa te dice que no vayas, que te esperes, que la cosa no anda bien… ¿qué tal un hotelito en las Seychelles, saleroso?
Gravedad: se cierran los aeropuertos por culpa de las manifestaciones, lo cual obliga a los españoles a estar 7 días de más sin poder salir del país, pero sin inseguridad alguna (la cosa no va con los turistas ni remótamente) y durmiendo a gastos pagados en un hotel. Diría que no muy alta, sabiendo que si hay un enfermo sin tratamiento, se lo evacúa rápidamente.

Qué insensible soy, es que no sé lo que es.

<batallita>
Venezuela, febrero de 1992, golpe de Estado de Chávez.

Mi padre está trabajando esos días en Caracas y allí que nos hemos ido mi madre y yo para disfrutar unos días de hotel, piscinita y playa. Un día el hall del hotel se llena de militares armados, a los turistas se nos dice que estemos tranquilos, que no va con nosotros. Tras varias horas, llegan las noticias de que se trata de un golpe militar. Hombre, tener un puñado de metralletas cerca no es tranquilizador, pero nadie nos impide movernos, salir, entrar, seguir a lo nuestro.

Pues sonará frívolo, pero a lo nuestro que seguimos. Intranquilos las primeras horas (un golpe de Estado no se dice alegremente y al principio no sabíamos realmente de qué se trataba), pero después conscientes de que estábamos bastante mejor dentro del hotel que los que estaban fuera y de que no corríamos riesgo.

No recuerdo que los militares estuvieran más de un día apostados en el hotel. Se fueron, nosotros volvimos a Madrid y adiós. Y no vi que nadie se pusiera histérico ni gilipollas perdido a pedirle a Miterrand que nos sacara de allí. Sólo faltaba.
</batallita>

Si a mí, que era bastante cría entonces, no se me pasó por la cabeza que nadie tuviese que sacarme de allí, porque no era responsabilidad suya, ¿qué edad mental tienen los turistas de Tailandia?

~ por nushh en 2008/12/03.

5 comentarios to “¡Insolidarios!”

  1. Totalmente de acuerdo. Para hacer turismo de aventura hay que pensar en todo.

  2. Esto se acaba pasando luego la factura del billete y comida de abordo a precio de primera clase y se quita la tontería. Otra cosa diferente es que te pille en medio del fregado. Eso les pasó este agosto a unos compañeros de trabajo, que estaban allí justo cuando empezaron los levantamientos populares. Pero vamos, si vas a ir a esos sitios, lo primero es ver de qué te tienes que vacunar y lo segundo, mirar si al menos no hay golpes de estado/levantamientos en las noticias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: