Conceptos básicos (2)

La cuestión de fondo es sencilla. En mi cuerpo mando yo. Yo pasaré por la fase de evaluar qué debo hacer por mi vida, en función de mis principios, yo tomaré la decisión.


[Cartel de El retorno de los charlatanes.]

A la hora de decidir traer un crío al mundo, juraría que lo más razonable es que le den luz verde los que se verán afectados: idealmente, los padres -ambos-, pero cada vez más a menudo los abuelos, que a los 60 se ven en la tesitura de criar a la prole de unos hijos inconscientes e irresponsables.

Sin embargo, a la hora de interrumpir un embarazo que traería una criatura que nadie quiere pero que, una vez aquí, hay que criar y educar responsablemente, la que sufrirá directamente las consecuencias psicológicas y físicas (cuando, por ejemplo, se ve obligada a buscar curanderos, como antaño) de la decisión es ella. Su cuerpo, sus principios, su decisión.

A estas alturas a más de uno habrá que recordarle que un aborto no es un paseo por el campo. Niguna mujer pasaría por ello alegremente: es el último recurso de una persona responsable que sabe que lo contrario sería aún peor.

A partir de aquí, se pueden debatir los detalles de cómo regularizarlo, asegurar la vida de la paciente. Cualquier otra cosa es herencia de un tiempo en que la mujer era un niña sin mente ni responsabilidad toda su vida.

El aborto debe ser un derecho. ¿Estás en contra del aborto? ¿Tú nunca lo harías? No lo hagas: un derecho no es una obligación. Da opciones, no impone.

Muchas mujeres adultas saben que tienen la opción y deciden no abortar: su cuerpo, sus principios, su decisión. Otras deciden que su caso está justificado, que sólo ellas pueden tener ese derecho. Aun en el caso de semejante hipocresía, es importante que prevalezca el derecho a que las vidas que nazcan sean las deseadas, las que se cuidarán y educarán, no las impuestas por el suegro, la abuela o un supuesto emisario de un amigo invisible.

Y aun así, que nadie siga anclado en ideas absurdas sobre la mujer – y que nadie se llame a engaño: estos argumentos son una gentileza. El mensaje de fondo sigue siendo tan sencillo como al principio de esta entrada: mi cuerpo, mi decisión.

~ por nushh en 2009/03/30.

12 comentarios to “Conceptos básicos (2)”

  1. Tienes más razon que una santa. Especialmente acertado me parece lo de “A estas alturas a más de uno habrá que recordarle que un aborto no es un paseo por el campo. Niguna mujer pasaría por ello alegremente: es el último recurso de una persona responsable que sabe que lo contrario sería aún peor.”

    Afortunadamente creo que no se saldrán con la suya, pero solo el hecho de que ha estas alturas sigamos con este tipo de protestas da que pensar

  2. >sigamos con este tipo de protestas da que pensar

    Sí, concretamente que cada vez estamos más tontos. Por tener que andar explicando algo así y porque sea incluso planteable que un grupo de lunáticos con amigos invisibles pretendan imponer leyes.

  3. “es el último recurso de una persona responsable”…me parece mucho suponer que sea responsable. Una niña de 16 años no creo que sea responsable. Igual que hay mujeres que siguen con sus maltratadores, las habrá que aborten por presiones externas.
    Si todos fuésemos responsables no harían falta leyes.
    Y seguimos con el amigo invisible…parece que no se puede dudar de la aplicación del aborto si no crees en el zombi cósmico. Pues a mi me parece legítimo dudar de en qué momento un feto pasa a ser un ser humano, y que si no lo podemos saber con certeza mejor pecar por defecto y defender al más débil.

  4. Una niña de 16 años puede o no ser responsable, quien sí debe serlo son sus padres, para evitar que tire su vida (que sí existe) por el retrete y, en el proceso, la del niño cuando nazca sin padres responsables. Pero aun así, mucho más fácil es obligar a no abortar que obligar a hacerlo.

    Y seguimos con el amigo invisible…

    En mi caso, lo saco a relucir por estadística. La ciencia -medicina y biología- sí establece un punto tras el cual podemos hablar de un humano desarrollándose y no es precisamente la concepción. La duda es legítima, claro, igual que lo es pensar si habrá reencarnación, si las antenas de móvil provocan cáncer o si un casco de metal evita que te lean la mente. Pero las leyes no pueden hacerse según lo que a uno le apetezca dudar o no sobre lo que su formación no le permite saber, hace falta algo objetivo, cuantificable, estudiado y definido por expertos: hoy por hoy, lo más objetivo que tenemos es la ciencia y las 8000 revisiones que pasa una afirmación antes de que se la acepte en ese mundo.

    que si no lo podemos saber con certeza
    De nuevo, esto sólo es cierto si ignoras lo que la ciencia sí ha definido cuando ha hecho falta.

    mejor pecar por defecto y defender al más débil

    Si hablamos del más débil, sólo puede serlo la mujer, que además de tener que tomar una decisión más que delicada -y para muchas, traumática-, se convierte en el saco de boxeo de todos cuando se trata del aborto; además de que puede irse olvidando de los planes para su propia vida que hubiera tenido.

    De paso, te recuerdo que no hay ningún otro humano vivo que considerar candidato a “más débil”…

    • Espero que no estés harta de este debate y te quede un poco de carrete.
      He estado echando un vistazo por la red (no tengo bibliotéca científica) y más o menos he pillado el concepto de embrión, feto y feto viable,el paso de embrión a feto es al final de la 8ºsemana y la viabilidad a partir de la semana 22, según wiki es viable a partir del 7 mes desde la fecundación (aquí no entiendo que el plazo de la nueva ley sea de 14 semanas), para los juristas el lío ya es de tres pares de cojones (la definición de persona física tiene tela)
      Aún así me parece algo complejo el determinar el momento en que un feto pasa de poder ser eliminado a cuando eso mismo debe considerarse asesinato, de un día para otro.

  5. O visto de otro modo: ¿cúando deberíamos pasar de ” un cuerpo” a “un cuerpo dentro de otro”?

    • Ya me respondo yo solo, que ya he encontrado un argumento que me convence (si es que no hay nada como indagar un poco antes de abrir el pico)
      Creo que el momento crítico es la formacón de la corteza cerebral y el comienzo de la actividad neuronal de los procesos del pensamiento, que son los que realmente nos definen.
      Lo más curioso es que este argumento lo he encontrado en un artículo que defiende la IVE desde un punto de vista cristiano
      http://www.envio.org.ni/articulo/3296
      Y ya me callo

      • Madre mía, sí que has estado activo esta noche.

        Lo de los juristas te va a gustar aun más: si no recuerdo mal, no consideran persona física a un recién nacido, tienen que pasar unos días (pero no estoy del todo segura y ahora mismo no tengo hueco para buscar referencias). Pero, bueno, tampoco eso entraría en ningún argumento que yo quiera dar😛

        Ahora, el artículo que citas me ha resultado muy, muy curioso. También estoy de acuerdo en muchas cosas (por ejemplo, en lo que dice sobre el “aborto” que cometen los hombres y nunca se censura o en la necesidad de reconocer a la mujer como un adulto responsable).

        Aun así, por mucho que casualmente estemos de acuerdo y este artículo pueda servir como comunicación con los católicos -quizás-, no me siento cómoda tomando como referencia un artículo de un periódico católico. Es decir:

        Argumento válido: una publicación católica dice que el alma no aparece hasta tal momento y por tanto no es matar a una persona;
        Argumento terrible e inaceptable: uno avalado por médicos, basado en el desarrollo de la corteza cerebral, por ejemplo.

        Uf. En mi cabeza no cabe.

        Y no te calles, hombre, que harta no estoy ni de coña😀

        • Son 24 horas después del parto para que se le considere persona física; no obstante, el nasciturus (el no nacido) ya tiene una serie de derechos legales (vg. como heredero), lo cual me resulta paradójico.

          • Gracias por aclarar… Me surge una duda. Si un nonato tiene derechos como heredero, ¿qué ocurre si no llega a nacer o muere durante el parto? ¿Sus derechos a su vez se heredan como si hubiese nacido o es como si nunca hubiera existido?

            Parece estúpido (e igual lo es :P) y espero que la respuesta sea lo segundo… Pero en casos en que los herederos de un niño que muere en el parto no fuesen los mismos que los de su padre, por ejemplo, podría haber un problema, ¿no?

            </rayada de madrugada>

  6. si tienes tiempo el informe del comite de expertos encargado por el ministerio de igualdad, se centra más en el hecho sociológico antes que en cuestiones médicas, que parece el aspecto que más te interesa. (para leer con tiempo que es un poco espeso, por ejemplo a las 12 o una de la mañana como yo ayer :D)
    http://www.migualdad.es/noticias/pdf/INFORMECOMITE050309.pdf

    • De entrada no me sorprende que lo miren desde un punto de vista sociológico… es su trabajo, supongo. Me lo apunto para leérmelo bien, a ver qué cositas dicen. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: